El cartón, uno más de la familia

Publicada en Publicada en cliente, comercio, Folletos, Imagen Corporativa, minorista, Uncategorized, ventas

Como me gusta el cartón. Sí, ese, el de las cajas. Su color, su textura, su precio… Ya antes había hecho con cartón un maniquí para los collares de Kucoo, a imagen y semejanza de mi cocker spaniel, Lola. Ahora, para acompañar a los productos del escaparate de la Clínica Veterinaria El León Dormido, he utilizado este material para elaborar un perro y un gato.

Ataviado con una pajarita tejida a ganchillo, sus largos bigotes de alambre negro y su rabo multicolor, acompaña los productos para mininos que se exponen por temporadas en el pequeño escaparate de la Clínica.
El perro, por su parte, tiene un juego diferente de volúmenes. Destacan, sobre la pieza central, una oreja doblada y sus gordas patas. Su cordial expresión es muy parecida a la del minino.

Muchas capas de cartón le dan el grosor que permiten que se mantenga erguido y estable sobre una superficie plana.

Su delgado cuello permite exhibir en el un verdadero collar para perros. Aquí luce uno de nuestra marca preferida, Kucoo. Hecho a mano.

Sobre una enorme y confortable colchoneta de descanso canino, lo he rodeado de todo lo que necesita un perro para estar bien cuidado.

La parte posterior la he aprovechado para fijar un cajetín de acrílico, que le ofrece más estabilidad a la figura y sirve para colocar folletos con información útil para los clientes de la Clínica. Lola me acompaña en mi labor de mantener la imagen de la Clínica Veterinaria de punta en blanco.

Este perrito ya forma parte de la familia de la Clínica Veterinaria El León Dormido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *